SIN DRIBLAR: DESENCUENTROS

Por
2019
baseball2

Así es el fútbol... en el pocas cosas ocurren que no tengan alguna relación, directa o indirecta, con la pasión y la especulación. 


SIN DRIBLAR: Así pasa…cuando sucede

Por Alberto Arellano

Cuando se trata de hacer cuentas… siempre van a surgir encuentros y desencuentros.

Diecisiete días han pasado ya desde aquel pasado domingo 21 de abril, fecha en que Cimarrones de Sonora no pudo quedarse con el ansiado boleto que disputaba en desventaja contra Dorados de Sinaloa y con el cual podría haber llegado a fase de semifinales del TC2019, finalmente la tropa de Maradona se quedó con el "ticket".

Esa noche algunos daban como compromiso cumplido el hecho de haber llegado a esa instancia de Cuartos de Final, sin detenerse a pensar que esta era una nueva despedida con más pena que gloria de una afición que no atina a entender cuál es el futuro del "rebaño del desierto y la montaña".

Esa noche se cerraron con llaves las puertas de los vestidores en la planta baja del Estadio "Héroe de Nacozari" y en el caso del que corresponde al equipo "local" con más ganas, a la mejor con el afán de que todo quedará guardado en el olvido a la mayor brevedad.

Hasta el momento nadie de la directiva, ni del área deportiva, ha tenido la gentileza de levantar la mano para mandar un mensaje a los aficionados, simple y sencillamente el silencio es el único testigo de que nada queda por decir y a la mejor razonando que sus números, no mienten.

Emitir boletines exclusivos con listado de "transferibles" no es de ninguna manera la panacea.

Incierto parece el futuro de Cimarrones de Sonora, y es que durante el TC 2019 en las jornadas se veía en el horizonte de la tribuna central el fantasma de los "desencuentros", era notorio que los dueños mantenían una "sana distancia". 

A la vista brotaba que ya no se emocionaban juntos, tal y como lo hacían con euforia y pasión deportiva en los primeros meses de su asunción como "mayoritarios".

Ante el entorno de "puertas cerradas" que rodea al Club, es momento de cuestionar: ¿A dónde se dirige el proyecto de Cimarrones de Sonora FC?

Y es que a casi cuatro años de que se anunciara con fanfarrias la llegada a Hermosillo del llamado circuito de plata, la realidad de las cosas es que queda la impresión de que lo que se ha sembrado no ha echado raíces.

Es decir no se ha podido prender la mecha del espectáculo y en todo caso son mas la acumulaciones de pérdidas que las ganancias, esa es una verdad insoslayable.

Hay que decirlo sin poner la mano en el corazón, el desempeño del equipo en el terreno de juego es motivo más que suficiente para justificar la cada vez más notoria ausencia de los aficionados en las gradas del estadio "H de N".

Lo anterior habla del desencanto que existe por parte de un público, que a fuerza de ser sinceros ya no se le engaña fácilmente y espera siempre ver un equipo ganador, atractivo, con figuras, con ídolos, para de esa manera formarse en la taquilla.

Hablar de un solo culpable de la poca pasión deportiva que ha despertado Cimarrones es quitarles "meritos" a los demás integrantes de una organización que hace tiempo dejo de ser "una gran aventura". 

La realidad indica que la mayoría apagó sus "puros" y aplastó los vasos para tirarse al agua en cuanto vieron que la canoa tenía agujeros.

Esos argumentos los asumieron de manera contundente algunos de los fundadores del equipo y por ende se fueron alejando al ver la pobre y triste realidad que acarrea consigo la imperiosa necesidad de inyectarle capital al cometido que se echaron a cuestas cuando nació y bautizaron al "niño" de Ascenso MX.

Y aunque habrá todavía quien opine que no todo está perdido, los números hablan de que solo "dos valientes" le siguieron apostando a seguir remando contracorriente para sacar adelante al equipo, pero que caray y esto sin embargo, hasta el momento se ve que son más los desencuentros que los encuentros.

Huelga decirlo, pero las circunstancias son otras y se puede presumir sin conceder que la participación de los dos socios que quedan con vida accionaria activa, seguramente se ha ido paulatinamente diferenciando y no debe tardar en aparecer en el puente de mando quien se ostente como dueño absoluto o de plano aterrice el comprador para llevarse la franquicia a otro lado.

En el aspecto deportivo la realidad es evidente, no se ha cumplido con las expectativas que pudiera traer consigo el hecho de tener establecido un convenio deportivo con una organización de Liga MX.

Han pasado tres temporadas y los planteles que se han conformado no han tenido la capacidad de respuesta como para alcanzar metas y objetivos que se trazan al inicio de las competencias.

Y en el tema directivo, que vamos a decir, pues que el mal desempeño de Cimarrones de Sonora, no de ahora sino desde que apareció en el Ascenso MX, ha estado empañado por las malas decisiones que se toman como consecuencia de gestiones poco redituables.

Cuesta mucho hacerse a la idea de que hay que invertirle y eso se entiende, muchas veces esas decisiones fueron tomadas al calor del protagonismo que trae consigo ese "ego" que no falta en el futbol entre los de pantalón largo.

Eso sí, ni jugadores ni cuerpos técnicos que han pasado por Cimarrones en estos tres años podrán quejarse de que hayan tenido algún sobresalto en lo económico. A menos que alguien levante la mano.

Es lamentable, muy lamentable, que todo se haya evaporado en cuanto a la inversión que se haya hecho, pero lo cierto es que Cimarrones de Sonora no cuenta con una secuencia de fuerzas básicas bien cimentada, lo ocurrido con el equipo de Liga Premier es sintomático. Falta más trabajo serio en esa materia.

 

¿A DÓNDE VA EL PROYECTO?

La realidad es que el tiempo pasa volando y a como se ven las cosas desde la trinchera, en caso de que los "señores" decidan seguir de frente, lo más seguro es que tenga otra temporada similar como las que se han tenido, de claroscuros, pues.

Ojalá, por el bien de la institución y de la afición se rectifique, que las decisiones sean tomadas a conciencia para que la integración de la plantilla corresponda a los anhelos de suyos propios por hacer que los colores trasciendan, para que demuestren en la cancha lo que tanto se dice con palabra.

Se está a tiempo de poder dar el estirón, es cuestión de…por lo pronto el receso trae aparejado vacaciones, si, pero con un futuro incierto.

A querer y no, hay un ambiente de incertidumbre y sombra alrededor que no ayuda y se está perdiendo un tiempo valioso que a la mejor no está siendo ponderado, de lo cual en caso de no atenderse seguramente pueden surgir lamentaciones posteriores. 

A la Federación Mexicana de Futbol Asoc. A.C., lo único que le interesa es que suene la caja y en ese sentido el que se quedó, se quedó.

Y como dijera mi compadre "Jack": "Ojalá haya noticias cuanto antes, buenas o malas, pero cosas concretas, porque si no hay tres cosas… Una que se empiece a decir que ´vale más que digan que aquí corrió, que aquí murió´… dos, que de plano anuncien que ya se está armando de nuevo el proyecto, pero bien agarrados de la mano y tres que llegue el comprador y se lleve la franquicia a otra plaza. 

Total, que tanto es tantito. Lo peor es que no se diga, ni se sepa nada.

Pero bueno, los dueños del dinero sabrán qué hacer con su dinero y de paso con las acciones del Club Cimarrones de Sonora.

Mientras tanto, se da por hecho que la afición de Hermosillo ya esta curtida de tanta "partidas de… equipos".

Cosas veredes.

Comentarios

  1. Se el primero en comentar esta nota