SIN DRIBLAR: ¡BIENVENIDO… "GABYNETO" PEREYRA!

Por
2020-07-22
baseball2



SIN DRIBLAR: ¡BIENVENIDO… "GABYNETO" PEREYRA!

Por Alberto Arellano / TRIUNFO DEPORTIVO

Claro, con todo respeto le decimos de entrada a don Gabriel Ernesto Pereyra Vázquez, que nos acepte el "beneficio de la duda", ya que éste es permitido con respecto a lo que puede cumplir y no cumplir, alcanzar y no alcanzar en su nueva encomienda.

Todo es partiendo de los antecedentes que trae en su maleta como entrenador y toda vez que ahora está iniciando una nueva aventura a la que lo ha invitado (sic) Pedro Beltrán en su carácter de Director Deportivo de Cimarrones de Sonora.

La felicitación no se puede negar ni dejar de dar a "GabyNeto" Pereyra, esa carambola de cuatro bandas que logró no cualquiera la realiza.

En estos tiempos no es fácil para cualquier entrenador lograr un contrato por dos años –así lo manejaron en el boletín que hizo circular el club-, mas cuando en la imaginaria nos surge que los "estiras y aflojas" deben haber estado a la orden del día, antes de aterrizar el clausulado.

Nomas con que no se caiga en "zona de confort" y todo bien, es decir que de verdad se trabaje, que no le flojee, en armar –como dice- un equipo competitivo, pero además que su futbol le guste a la raza, ese es el principal reto que tiene por delante.

"GabyNeto" tiene ante sí la oportunidad de demostrar aquello de que "a la tercera es la vencida" en el futbol mexicano de Segunda División –igual como se clasifican en Argentina y otras latitudes las categorías-.

Bueno, lo anterior, si es que sigue teniendo como meta llegar un día a dirigir en la Primera División, específicamente hacer realidad su sueño de un día llegar al banquillo de Cruz Azul, cuando menos así lo ha manifestado en ocasiones.

Siempre que vemos alguna entrevista que se le hace a un nuevo entrenador que llega a hacerse cargo de algún equipo profesional, intento reproducir aquello que entiendo acerca de las frases y conceptos que exponen en sus comparecencias, altamente repetitivas.

La conclusión conlleva a pensar que normalmente piensan que de esa forma se va a creer en él.

En el caso particular de "GabyNeto" Pereyra, los datos y hechos reflejan que en sus dos anteriores incursiones como entrenador de Atlante y Cafetaleros algo pasó.

Si no, cómo explicar que lo dejaran ir en un caso (Atlante) y en el otro para que le dieran las gracias antes de que concluyera el TA2019 (Cafetaleros).

A propósito de cosas, a la selva lacandona llegó con Salvador Cabañas como AT, ahora a la mejor se le hace traer al "Chelito" Delgado a estas tierras de Dios, no sabemos para qué, por lo pronto ya la soltaron.

Ese resumen de observaciones lo recojo en unos apuntes con la intención de analizarlos y compartirlos con la audiencia, partiendo de la idea de que al final del día la opinión de ella es la que vale, es la que cuenta, su mejor reflejo se da cuando se forma cada quince días.

Sobran casos de entrenadores que llegan al banquillo de los equipos profesionales de futbol y lo primero que hacen es empezar a vender "humo", hasta pareciera que estudiaron con Og Mandino en alguna etapa de su vida.

En el futbol lo único que tienen por delante los entrenadores es demostrar con RESULTADOS y BUENAS ACTUACIONES que su contratación valió la pena.

Todo lo que digan y expongan desde el momento mismo en que se ponen la nueva chaqueta deportiva, forma a querer y no parte de la decoración, y si no chequen los estribillos en sus presentaciones.

Normalmente se trata del trillado "script" que suelen esgrimir los entrenadores para justificar de entrada que los jugosos contratos con que "amarraron su permanencia" en la nueva institución a la que llegan y los acoge, están más que justificados.

De entenderse es que lo primero que tiene que hacer y tener en claro un entrenador es lograr que su equipo juegue lo mejor posible al futbol, comprendiendo el juego y a través de un excelente y perfecto funcionamiento en la cancha intentar ganar cada uno de los partidos.

Lo anterior es una verdad de Perogrullo, ciertamente, y es que la victoria siempre va a dar alegrías instantáneas a la tribuna y esta a su vez estará poblándose de manera automática en función del buen juego que se vea en la cancha.

El espectáculo deportivo siempre hará que la afición sueñe en el tiempo, en cada jornada.

La afición siempre va a apoyar a su equipo en la medida que este juegue muy bien al futbol, así es como se hacen grandes los colores y se ensancha el sentido de pertenencia deportivo.

En el barrio, en la colonia, en el llano, el jugador que juega bien al futbol se gana el respeto y la admiración, luego entonces hoy en día vemos como a nivel mundial hay conjuntos que son respetados desde el momento mismo en que se nombran.

Muchas veces el entrenador de futbol no tiene tiempo, ni a fracasar, menos cuando se pone a decir que la competitividad del equipo se verá reflejada en el corto plazo.

Bueno, a menos que traiga por ahí la "varita mágica" y de paso le hayan podido conformar una plantilla ad hoc para los efectos deportivos correspondientes.

No queremos pensar que a la hora buena la plantilla juegue al 50%, ni mucho menos, esto como resultado de los sentimientos encontrados que puedan traer al haber sufrido el hecho de que sus emolumentos recibieron ese mismo porcentaje de descuento.

La realidad es que hay que esperar el primer partido oficial, para formar juicio no hay de otra más que ver que armas portan tras esos 90 minutos de arranque.

Antes no se puede andar de "mercachifle" por las calles empedradas de la ciudad del sol.

Cosas veredes…

PD: Y por favor que no salgan con que la era del "misticismo" empieza en el futbol de Sonora. Por el amor de Dios.