SIN DRIBLAR: PARTO PREMATURO

Por
2020-06-30
baseball2

Una imagen dice mas que mil palabras...


SIN DRIBLAR: PARTO PREMATURO

Por Alberto Arellano / TRIUNFO DEPORTIVO

El pasado viernes 26 de junio del 2020 fue el día del parto tantas veces diferido por los doctores, ya que ellos estaban en espera de que la "fuente" se reventará.

Total que en menos de 10 minutos el "doctor" Enrique Bonilla atendió de manera virtual a "Doña Fede" –acá también así le llamamos "de cariño" a la Federación Mexicana de Futbol-, al grado que sin anestesia alguna llevó a cabo ante la audiencia nacional del balompié la intervención quirúrgica para traer al mundo a un nuevo ente federativo.

A quien por cierto le han puesto por nombre "EXPANSION MX".

Irrumpe así en La Casa del Futbol Mexicano el "llanto" de un nuevo "bebé", mismo que nace con poco peso, tamaño desigual y con muchos problemas de arritmia.

Por lo anterior, al "doctor" no le quedó de otra más que ordenar en caliente que al "niño" lo pusieran en la "incubadora" para ver cómo reacciona en estos primeros días, hechos que vienen a confirmar que se trata de un parto prematuro.

Y es que este advenimiento sucedía después de que "Doña Fede" había dejado atrás jornadas alucinantes propias de las ferias de pueblo, todo porque desde que se hizo el anuncio de la muerte del hijo desarraigado ASCENSO MX se le vino encima una verdadera kermesse popular.

Era notorio que en esa feria –aparte del Covid-19- hizo su aparición el dolor, la ansiedad, el miedo, la risa, el enojo, las acusaciones con el tío TAS, el mírame pero no me toques y hasta hubo "rajones" de un día para otro.

Sin embargo la situación de inconformidad general daba a pensar que todos los hermanos afiliados se iban a levantar en armas al no tener de aquí en adelante el cupo asegurado en la LIGA MX, es que nadie quería que se muriera el niño que ya no reaccionaba, había entrado en coma desde hacía rato.

Hay que recordar que en su casa de plata "doña Fede" ha abortado ya en no menos cuatro veces, con ese antecedente a la vista tenemos por conclusión a priori que la señora no es buena para gestar o traer a este mundo buenos hijos –operativa y deportivamente hablando-.

Eso sí, al que de plano se debe hacer un reconocimiento y entregarle el "Bisturí de oro" es al doctor Bonilla, ya que de alguna manera alcanza los meritos suficientes para ser candidato a doctorado en partos.

De afuera se puede ver muy obvio y natural que el doctor tiene "guaguas". De hecho así es, si no ya se hubiera ido a otro hospital o hacerle segunda al doctor Decio "farmacéutico" de María.

Para él galeno Bonilla los partos casi todos son iguales y nada se repite. Son verdaderas operaciones de mil escalas, pero con una consigna muy bien definida y a la que vale mucho la pena llegar para que no se infecten los de arriba.

Con esto que le pasa, sucede y acontece a "Doña Fede" -sobre todo en su Casa de Plata, porque en las otras tres que tiene desparramadas (2ª, 3ª, y Sector Amateur) no se mete para nada, aunque haya desfalcos, como es el caso del SAm-, podemos advertir que el hijo grande –LIGA MX- es el que más les interesa.

Y con esto tenemos que no existe un método único de crianza que asegure el éxito, a pesar de que hay tantas formas de hacerlo, queda la impresión de que los dueños de equipos de la extinta Liga de ASCENSO MX nomas no dan una y siguen sin poder encontrar la Lámpara de Diógenes.

Escuchamos, vemos y leemos a diario comentarios o etiquetas que juzgan, critican o alaban las distintas formas de crianza de los "bebés" en el futbol profesional, pero ¿quién define lo correcto?

Y ahí están los presidentes o dueños de equipos en cada parto prematuro de "Doña Fede" –en su papel de novios, amantes y esposos- transpirando frio, con la presión baja, sin color facial, jalándose los pelos –los que tienen-, tratando de ser convincentes (no lográndolo obviamente).

Eso sí, diciéndole a medio mundo y a los cuatro vientos por la plataforma ZOOM: "Es súper ATM todo esto, nos gusta que nos den piola y de nuevo otra vez esperanzas, no hay nada de que asustarse, al contrario estamos felices por la llegada de este nuevo retoño".

Los señores a veces hablan y actúan como si las decisiones las tomaran en conjunto, cuando a la vista salta que estas son UNILATERALES hasta decir basta.

Como quien dice, ellos ya saben que para poder bailar con la más fea –SAT, UIF, y otras que no hacen malos quesos- hay que pedir permiso primero.

Por lo pronto todos andan cooperando para la cuna y aparte alborotados para estar presentes en el bautizo del 14 de agosto del 2020.

Aunque existe la duda todavía si tres o cuatro de los 17 invitados a la fiesta van a confirmar su presencia en la pila bautismal.

La incertidumbre no es buena consejera y aparte el "horno no está para bollos". Hay equipos que ni Cuerpo Técnico tienen, mucho menos han empezado a hacer las pruebas del Covid-19.

A ver si no les pasa lo que al Cruz Azul, que está infectado en demasía, al grado que la DEA hasta tiene intervenidas con lupa las cuentas y las transferencias bancarias de don "Billy".

Bueno, la cosa es que al "niño" le van a poner por nombre el de "EXPANSIÓN MX" -¿What?... que originales-.

Se espera que el "bochinche" –al cual por cierto no podrá ir la gente (afición)- resulte del todo agradable.

Es decir, se espera que el espectáculo en la cancha a partir de esa fecha se convierta de plano en realidad.

So pena que de no ser así, se declare como cosa juzgada que el nuevo ente nació con serias deficiencias en su funcionamiento orgánico.

De nacer o resultar así, se prevé entonces que el niño de "doña Fede", producto del nuevo experimento va a tener también una corta existencia.

Hijuela, y es que la historia puede y suele repetirse, como la de todos los que le antecedieron antes de irse al eterno oriente.

Cosas veredes…