Allan Evans: ¡Un portero con buenas cuentas!

Por
2018-11-19
baseball2

Pone el guardameta a su equipo Hospital San José en la antesala de la Gran Final del Apertura 2018.


Allan Evans: ¡Un portero con buenas cuentas!

El equipo del Hospital San José tiene en él a un guardameta sobrio, seguro y feliz.

Las actuaciones de un portero siempre van a ser la plataforma de donde despega la confianza, eso lleva a cualquier equipo a otros estadios.

 Por Alberto Arellano / Triunfo Deportivo

Hermosillo, Sonora, 19 de noviembre de 2018.- El partido de Cuartos de Final de la Categoría "A" ponía el sábado por la tarde (antier) frente a frente en campo sintético de la Planta Ensambladora al  1 (Progresista Ford) vs 8 (Hospital San José).

"… Y al final, en el TRIUNFO de 1 – 0 del Hospital San José sobre Progresista Ford, una figura sobresale por su arrojo, reflejos y seguridad  bajo los tres palos, esa es la del portero Allan Evans".

Sin duda muchos equipos quisieran tenerlo en sus filas, y es que Evans es un portero sobrio que da confianza, muy seguro, y eso hace que aumente la competitividad en cualquier alineación que pretenda afrontar competiciones exigentes.



Allan Riodel Evans Galván, disfruta el futbol y así lo manifiesta en todo momento, el sabe que su responsabilidad es muy grande a la hora de un partido, se muestra consciente que la posición de portero es muy específica, con características diferentes y hay que asumir todos los riesgos que la misma conlleva.

Hay quienes enlistan como virtudes de un buen cancerbero, aparte de la preparación física y aquellas habilidades innatas, las que corresponden al aspecto psicológico, pues de ahí parten la autoconfianza, concentración y si se quiere el control de la ansiedad, y es que un partido de futbol presenta muchas variables a querer y no.

En base a lo anterior es cómo podemos decir que la figura del portero es clave dentro de un equipo. La percepción que se tiene en cuanto a que se trata de un puesto en donde lo primordial es parar posibles goles o alejar el peligro de la cabaña encomendada, de ahí pasa también a ser una especie de coordinador de sus compañeros en la cancha, especialmente de los defensas, a efectos de generar en ellos seguridad y confianza.

Por esos detalles, es como asentamos que actuaciones como la que tuvo Allan Evans en el partido de Cuartos de Final contra el difícil equipo del Progresista Ford, tiene mucho que ver con la preparación mental que es esencial para el buen funcionamiento del cuadro en la cancha, eso deriva en que todos le meten el "extra" en función y partiendo de cómo ven el desenvolvimiento que tiene su portero, mas cuando esta se la "rifa" en todas las circunstancias que se presentan durante el partido.

Son muchos los procesos mentales y emocionales que un portero necesita saber gestionar. Su rendimiento es clave. Los TRIUNFOS tienden a atribuirse al equipo en su conjunto, pero muchas veces los fracasos recaen solo sobre el arquero.



Por eso es bueno saber llevar las cargas emocionales en su punto de equilibrio, como quien dice y a manera de ejemplo ilustrativo "llevar siempre bien las cuentas", y déjenme decirles que para eso se pinta solo Allan Evans, no en balde es el subdirector administrativo del afamado nosocomio del bulevar Morelos de esta capital sonorense.

Por lo pronto el guardameta le transmite una gran seguridad al resto del equipo y eso ya de por sí es un factor muy importante.

Queda la impresión de que en la Liga de Veteranos hay Hospital San José para rato, con muchas "Liguillas" por delante, esto es si partimos de la idea de que en la portería se tiene a un elemento que sabe muy bien cuál es su función.