¡Manos a la obra!

Por
2018-11-08
baseball2

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional que puede derivar a partir de una situación o pensamiento de frustración //

 

CIUDAD DE MÉXICO a 1 de noviembre del 2018 (Boletín 4502 / CONADE).-  El estrés se puede combatir con la activación física y la práctica del deporte, además de que mejora la calidad del descanso, de sueño y de la vida en general, así lo aseguran especialistas de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE). 

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional que puede derivar a partir de una situación o pensamiento de frustración, enojo o nerviosismo, por lo que puede ser una reacción del cuerpo ante un desafío, una demanda o un evento inesperado y que en pequeños episodios puede ser positivo, y si por el contrario se presenta por tiempo prolongado o repeticiones frecuentes, puede dañar la salud.

La doctora Diana Vázquez, Coordinadora del Área de Psicología de la CONADE, indicó que el estrés provoca mayor frecuencia cardiaca, tensión muscular y sudoración en las manos, entre otros síntomas.

¿Qué sucede? Que las personas no descansan, entonces, tienen insomnio o dolores de cabeza, jaquecas que hacen que el nivel de vida de las personas no sea bueno porqué afecta el día a día y el descanso nocturno.

"El deporte es una respuesta totalmente contraria al estrés que genera en el cerebro neurotransmisores, una sustancia que ayuda a las personas a sentirse mejor, influye en los centros de placer y por lo tanto se sienten mucho más tranquilos y más relajados", indicó.

Por ello, dijo, para las personas que no están habituadas a hacer ejercicio o alguna activación física, es suficiente con hacerlo 30 minutos dos o tres veces a la semana. "Ayuda a enfrentar mejor el estrés, tener menores niveles de ansiedad y menos emociones negativas, provoca que los músculos se distiendan y que las personas se sientan mucho más relajadas", puntualizó.

Aunado a lo anterior, mencionó que el deporte nos ayuda a vernos bien y nos da herramientas para contraatacar el estrés como la motivación, adherencia, constancia y el compromiso con lo que hacemos y lo que nos proponemos.

"En sí, hacer ejercicio nos va a ayudar de manera fisiológica a que estos cambios que hubo en nuestro cerebro por el estrés se reviertan, porqué disminuye la frecuencia cardiaca, ya que obviamente después de hacer ejercicio, hay una distensión muscular", expresó.

La psicóloga, responsable de acompañar a los atletas de alto rendimiento en su preparación, advirtió que someterse excesivamente a situaciones de estrés, provoca malestares a nivel conductual o fisiológico que es el más importante por qué no lo podemos controlar.

La tensión que genera el estrés ocasiona dolencias musculares, tensión que pueden generar contracturas, desgarres y lesiones, dolores de cabeza y mal humor.

Los signos de estrés son: cansancio, alteraciones en el sueño, malestares estomacales, cuello o mandíbula rígida, dolores de cabeza, mala memoria, falta de energía y concentración, uso de alcohol o drogas, pérdida o aumento de peso y problemas sexuales.