EDITORIAL: ¡Cuando lo público se vuelve privado!

Por
2018-09-24
baseball2

EDITORIAL: ¡Cuando lo público se vuelve privado!

En las sociedades contemporáneas los límites entre lo público y privado se confunden y cambian constantemente, pues las fronteras que existen en cualquier punto en el tiempo son porosas, discutibles y sujetas a constante lucha; una situación que se ilustra vívidamente por el fenómeno del escándalo es la que suelen traer consigo las contiendas electorales, sea esta del carácter que sea.

¿En qué momento una labor periodística puede ser tachada de meterse en asuntos privados como para que esta no salga a la luz pública, para ser debatida de manera colectiva?

A un medio de comunicación debe interesarle saber que su labor informativa siempre va a generar resquemores privados, ya que a pesar de que sus publicaciones no implican daños a terceros, no se puede evitar que estas si tengan y generen interés público entre la comunidad, en este caso la deportiva.

Para ser precisos estamos hablando del proceso de elecciones que se vive en estos días en el seno de la Asociación de Futbol Soccer del Estado de Sonora (AFES) y al cual le hemos estado dando seguimiento puntual, precisamente por tratarse de un hecho que merece atención y mejor cobertura para la familia del futbol sonorense.

En TRIUNFO DEPORTIVO nos apegamos a la política de que en el deporte los asuntos privados no atraen la atención, pero si el hecho trasciende y se vuelve público por otros factores y/o conductos, no podemos dejar de lado la observancia y exposición de los datos y hechos que rodean el asunto.

Con ese criterio habíamos tomado la decisión de no difundir la "reacción encolerizada" que tuvo a bien mostrar –hay testigos presenciales- para con este medio informativo el presidente de la Asociación de Futbol Soccer del Estado de Sonora (AFES), Martin Trujillo Camacho, en hechos sucedidos el pasado viernes por la tarde en las oficinas provisionales (sic) del citado organismo.

No obstante, el directivo de marras decidió publicar esa misma noche en los Grupos de redes sociales a los que pertenece en al ámbito deportivo y federativo lo que a su juicio es una especie de "invasión a propiedad privada" y de paso señalando situaciones que resultan ser falsas y aparte faltan a la verdad, salvo opinión en contrario de los testigos de ocasión ahí presentes.

Aquí sí que la máxima es y será siempre: "Aclarando, amanece".

Más allá de que se hayan tomado dos (2) fotografías cuyo objetivo fue precisamente la persona (Jorge Llanes, quien fue el que invitó a TD para cubrir la nota) qué se encontraba presentando para su recepción con sello y firma –en tiempo y forma- escritos de respuestas y comprobación que tienen que ver con la planilla cuyo integrantes habían sido declarados "inelegibles" por quienes forman parte del Comité Directivo de la AFES –quienes a la vez son miembros de la Planilla oficial-, es cuestionable y debatible lo que ahí aconteció después.

Por eso para aclarar un asunto que bien pudo quedarse en la esfera de lo privado, pues salvo opinión en contrario de los testigos, no parecía haber ninguna implicación que se saliera de la típica conclusión de que todo es "parte de la decoración" que trae consigo el "nerviosismo" que surge en las personas que no quiere ver fantasmas, pero ahí están, siguen saliendo de noche.

¿De verdad creerá el directivo que esa estrategia de publicar "horrores" le servirá para enrarecer más el ambiente electoral, para hacer lento el proceso para la planilla contrincante y sacar más ventaja en la contienda por el supuesto hecho de que TRIUNFO DEPORTIVO haya sido enviado a propósito?  ¿O hay otro trasfondo?

Para TRIUNFO DEPORTIVO el caso es ilustrativo, porque muestra el conflicto de conceptos como la privacidad o lo privado frente al "interés público" que trae aparejado el proceso de elecciones en una organización deportiva que debería tener abiertas las puertas y actuar con total transparencia en todos sentidos, sin necesidad de ocultarse para ser negado.

Así quedaran cinco o un minuto para que se cierre la hora de recibir oficios y documentación inherentes a un proceso de elecciones, ahí debe estar siempre presente el Secretario a efectos de dar fe y en su caso levantar la minuta correspondiente.

En ningún momento vamos a aceptar el argumento ese de que la oficina de la AFES es una instancia privada –sea domicilio provisional o no, pensamos que los afiliados con sus cuotas pagan el arrendamiento- y por lo tanto esta se convierte en el centro de operaciones del futbol sonorense.

Mucho menos vamos a dar por válida la versión de que invadimos ilegítimamente la intimidad de las personas que ahí laboran.

Ciertamente estamos porque el factor decisivo entre la protección de la vida privada y la libertad de expresión depende de que lo publicado contribuya a un debate de interés general.

Ya no vivimos en los tiempos aquellos en que la censura oficial tenia carta de residencia… y eso no lo han entendido en la AFES.

Este entorno altamente inestable requiere una adaptación constante donde la flexibilidad, la creatividad, la diferenciación y la calidad serán los soportes a los que hay que asirse, porque a nadie debe caberle duda de que "ciclos son ciclos" y estos siempre llegan a su final.

Aquí repetiremos hasta el cansancio, así duela: "No se puede ser juez y parte en una causa"

De una cosa si deben estar seguros los que nos brindan su atención, en TRIUNFO DEPORTIVO no sudamos "calenturas ajenas", aquí tenemos por norma decir lo que es: "al pan, pan…y al vino, vino".

Punto…